Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215


Estrenamos canal de telegram t.me/periodicoza49




Detienen al dueño de la empresa de aventura con la que descendía el Cares la niña que falleció en julio

Se trata de un vecino de Cantabria de 48 años al que la Guardia Civil imputa un posible delito de homicio por imprudencia
|

Nius



La Guardia Civil ha detenido al propietario de la empresa de aventura responsable de la actividad que realizaba la niña de 14 años y vecina de Madrid que falleció en el río Cares el pasado mes de julio. Se trata de un vecino de Cantabria de 48 años, identificado con las iniciales J. M. D. C., a quien se atribuye un presunto delito de homicidio imprudente. Las investigaciones llevadas a cabo en estos meses, ha informado hoy el Cuerpo, «han puesto en evidencia una serie de situaciones irregulares en torno al suceso».


Por un lado, detalla la Guardia Civil, la empresa carecía de la autorización para la actividad de canoa-raft (piragüismo en aguas rápidas) en un río de aguas bravas, tal como está considerado el Cares, «a pesar de publicitarse en su página web lo contrario».



Además, añade el comunicado hecho público este domingo, «para llevar a cabo la función de monitor de estas actividades, es necesario estar en posesión de una formación específica para su desarrollo, en materia de primeros auxilios, seguridad, protocolos de prevención de accidentes y evacuación, hecho este que tampoco se producía». Asimismo, la empresa tampoco cumplía «con la ratio de guías/monitores cualificados por cliente que se estima conveniente para la actividad, lo que pudo ser clave en la demora de búsqueda de la niña tras caerse al río (de 10 a 30 minutos) tras un vuelco de varias canoas en el mismo punto y no llevar a cabo un recuento inmediato de los menores».

A esto se suma que «la empresa carecía de medios alternativos de comunicación como emisoras y vehículos de apoyo, lo que demoró en más de una hora la comunicación con los servicios de asistencia debido a la escasa cobertura telefónica existente en la mayoría del recorrido efectuado», concluye la Guardia Civil, que llevó a cabo el arresto el pasado día 7.


El trágico suceso tuvo lugar el 3 de julio, cuando una veintena de adolescentes que se encontraban de campamento en la localidad cántabra de Valdáliga iniciaron el descenso del Cares en canoa. La actividad comenzó en torno a las 16 horas y una hora más tarde la canoa de dos plazas en la que viajaban la menor fallecida y su acompañante volcó en una zona de rocas y rápidos existente a un kilómetro de la localidad de Mildón (Peñamellera Alta). Una de ellas logró salir, pero la otra quedó atrapada bajo el agua. Los efectivos de rescate no pudieron recuperar su cuerpo hasta la medianoche.