Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215


Síguenos en Facebook y twitter




La madre de la zamorana Sara Bravo, médica de 28 años fallecida a causa del COVID-19, recoge su galardón al premio Princesa de Asturias a la Concordia

El rey pide "un gran esfuerzo nacional de entendimiento y concordia" para superar la pandemia
|

Madre de Sara



Felipe VI pidió hoy en los Premios Princesa de Asturias 2020 "un gran esfuerzo nacional de entendimiento y de concordia" en estos momentos de pandemia "cuando muchos ciudadanos sienten una gran incertidumbre y preocupación por su situación económica".


El Rey pronunció estas palabras en la entrega de los galardones que cumplen 40 años. El acto tuvo lugar en el Hotel Reconquista en vez de en el Teatro Campoamor, como es tradicional, por las restricciones de aforo por la pandemia. Entre los asistentes se encontraba la madre de Sara Bravo, médica zamorana de 28 años fallecida a causa del COVID-19, quien recogió su galardón al premio Princesa de Asturias a la Concordia.


"Durante esta crisis la inmensa mayoría del pueblo español está dando pruebas inequívocas de resistencia y entereza. Su ejemplo no puede ser un esfuerzo estéril ni caer en el olvido. Y ese ejemplo nos exige a todas las instituciones estar siempre -y ahora más que nunca- al lado y al servicio de los ciudadanos; requiere conducirnos con sentido del deber, con la mayor responsabilidad y con la máxima integridad y rectitud, para que el interés nacional prevalezca y los intereses generales de los españoles sean nuestro norte y guía", aseveró el Monarca.


Además, don Felipe pidió que "mostremos toda nuestra energía, todo el talento de nuestra sociedad, toda la capacidad del Estado, y una voluntad y actitud inquebrantables y decididas de superación".


El Rey se refirió en el discurso a los sanitarios españoles, galardonados con el premio a la 'Concordia' que, "están pagando un alto precio por su entrega y su coraje". "Insisten, una y otra vez, en que no son héroes, que tan sólo hacen lo que es su obligación. Pero nosotros sabemos que están yendo mucho más allá, que curan, investigan, ayudan, acompañan, consuelan, que cuidan y se desviven -literalmente- por los enfermos. Y sabemos que trabajan en muchas ocasiones con medios insuficientes, tratando en todo momento de mitigar el sufrimiento de quienes, desgraciadamente, no superan la enfermedad".


Por eso, Felipe VI les agradeció públicamente "la rectitud de su comportamiento, su sacrificio, la forma en la que ponen en juego todo su conocimiento, su experiencia e incluso sus propias vidas. Por eso nosotros sí creemos que tienen una actitud heroica, valiente; y con ella nos devuelven la esperanza".


No se olvidó el Rey de las "miles de personas que han perdido la vida" por el coronavirus "y con especial emoción" se refirió "a todos los profesionales de la sanidad que han fallecido, a sus familias y allegados". "Ellos son la imagen misma de la dignidad humana y representan lo mejor de nuestra sociedad; el corazón de un país que en los peores momentos debe mantenerse unido y ser capaz de enfrentarse a los más graves problemas con responsabilidad, sentido del deber y civismo", resaltó.


"Esta crisis sanitaria ha puesto a prueba las capacidades de los Estados; ha mostrado sus debilidades y carencias como también sus fortalezas; e igualmente la trascendencia de los altos valores que deben regir la vida democrática; la importancia que, para todos, sin distinción alguna, tienen la solidaridad, la unión, en definitiva, el afecto. El valor de estrechar la mano, de un abrazo, de una caricia… Un afecto que entre todos hemos cultivado a lo largo del tiempo y que nos enlaza y nos atraviesa, dándonos vida", concluyó el Rey.


Sentido de responsabilidad


La princesa Leonor, dijo en su segundo discurso pronunciado en este acto, que "si hay algo que mi hermana Sofía y yo hemos aprendido es el sentido de la responsabilidad. Nuestros padres nos lo han enseñado siempre. Y creo que los jóvenes de mi generación también son conscientes de ello. Un sentido de la responsabilidad que pasa por no olvidarnos nunca de las personas que nos rodean, que nos quieren y a quienes queremos".


Sin duda, el momento más emotivo del acto fue cuando tomó la palabra el doctor José Eugenio Guerrero Sanz, jefe de la UCI del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, que habló en nombre de todos los premiados y de los 15 representantes presentes en el salón Covadonga en donde sólo había 47 personas, por las restricciones de aforo que marca la pandemia.


"No fuimos héroes. O quizá lo fuimos todos. Porque frente a una pandemia que nos obligaba al distanciamiento, supimos romper la barrera y hallar un punto de encuentro y a las ocho de la tarde, cada día, salíamos a aplaudir a la vida, a buscar en la mirada de los otros la fuerza para seguir adelante, sabiendo que no estábamos solos", dijo emocionado el doctor Guerrero, mientras sus compañeros no podían contener las lágrimas.


El español Carlos Sainz, "uno de los mejores pilotos de rallies del mundo", dijo el Monarca, fue el otro premiado español junto a los sanitarios ya que recibió el galardón dedicado a los deportes.

De él dijo don Felipe que es "un deportista único, un ejemplo para todos los que amamos el deporte y vibramos y vivimos con orgullo todos sus triunfos. Lo han convertido, en definitiva, en un deportista que admiramos y queremos de manera incondicional".


Sainz, que estaba presente en el acto, agradeció a la Casa Real "su determinación y compromiso" para "fomentar en nuestro país los valores y el amor por el deporte, para apoyar a miles de jóvenes en sus disciplinas y para que nuestra bandera haya ondeado en lo alto de innumerables podios por todo el mundo"


En esta entrega de premios, marcada por la pandemia, con muy pocas personas porque se respetó escrupulosamente la distancia de seguridad que prescriben las autoridades sanitarias no faltaron los gaiteros, que estuvieron presentes en el patio de la Reina del hotel, que da acceso al salón donde se celebró el acto.


Al encuentro además asistieron algunas de las máximas autoridades del Estado, como el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes; la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet; la presidenta del Senado, Pilar Llop; la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el líder de la oposición, Pablo Casado, entre otros.