Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215

Zamora pone a punto el expediente de contratación de parques y jardines

​Es uno de los contratos más importantes del Ayuntamiento, tanto por su cuantía como por el número de trabajadores
|

Zamora1



El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y el concejal de Urbanismo, Medioambiente y Obras, Romualdo Fernández, han dado a conocer hoy el expediente del contratación del servicio de parques y jardines de la ciudad y que se llevará al próximo Pleno del junio para su aprobación, uno de los contratos más importante del Ayuntamiento junto con el de recogida de basuras y limpieza viaria, que actualmente se encuentra muy avanzado. 


El actual contrato data del año 2007 y lleva caducado desde 2013. Desde entonces las necesidades de la ciudad han ido variando considerablemente, quedando el servicios desfasado y haciéndose necesaria la licitación de un nuevo contrato que recoja las necesidades actuales para el mantenimiento de los parques y zonas verdes de la ciudad, modernizando y mejorando el mantenimiento de zonas verdes y adaptándolas a una mayor sensibilidad ambiental. 


La superficie total a mantener se ha incrementado en 10 hectáreas, sumando en total casi 1.330.000 m 2 , 133 hectáreas, lo que corresponderían con aproximadamente 133 campos de fútbol. El contrato introduce como mejora 40 hectáreas más para tareas de desbroces de parcelas y solares municipales que no son zonas verdes, valoradas en 65.000 euros. Además de todas las zonas verdes, se incluye la conservación de las 60 zonas de juegos infantiles, y el mantenimiento de las 27 fuentes ornamentales, y de los 5.200 árboles distribuidos en 220 calles de la ciudad. Toda esta superficie verde suma una media de 22 m2 por habitante, muy por encima de la media nacional que se sitúa en 12,5 m2 por habitante.


Según ha manifestado el alcalde, Francisco Guarido, el mantenimiento del empleo ha sido prioritario a la hora de elaborar el nuevo contrato, por lo que no solo se garantiza la subrogación de los 37 trabajadores que componen la plantilla, sino que se aumentará en 5 más. 


El contrato se realizará por un periodo de 3 años más dos de prórroga y tendrá un coste anual en personal de 1.097.000 euros y un coste total de 1.791.200 euros anuales, a los que hay que añadir 120.000 euros en trabajos de valoración, lo que suma cerca de 2.000.000 de euros anuales, un 3% del Presupuesto municipal.


Otro de los aspectos claves del nuevo pliego es la adaptación de la necesidades de conservación de los espacios verdes de la ciudad, así como prestar especial atención para que sea una buena herramienta en la lucha contra el cambio climático, aumentando la resilencia de la ciudad frente a los fenómenos adversos y promoviendo la mejora de la biodiversidad de nuestros espacios verdes, tal y como ha afirmado Romualdo Fernández. En este sentido se suprime el uso de herbicidas como el glifosato, sospechoso de efectos perjudiciales para la salud y se llevará a cabo un mantenimiento respetuoso con los ciclos naturales, respetando las estaciones del año y el desarrollo natural de las especies, especialmente en el entorno de la ribera del río y en nuestro gran pulmón verde, el bosque de Valorio. 


Por otro lado se reducirá la Huella de Carbono al aplicar un mantenimiento que reduce el uso de fitosanitarios no ecológicos, propiciando el uso de vehículos y herramientas eléctricas de bajas emisiones y racionalizando las labores estacionales, descartando por ejemplo las podas indiscriminadas. Además, se potenciará la faceta educativa en este nuevo contrato. El centro de interpretación de Valorio se pondrá en valor y será fuente de contenido educativo durante todo el año promoviendo la importancia de la biodiversidad y las zonas verdes de la ciudad para el bienestar del ciudadano. Estará a cargo de un Técnico de Educación Ambiental y será un centro de referencia tanto para las visitas de colegios de Zamora como de grupos de fuera, de manera que será una herramienta de promoción y puesta en valor de los valores medioambientales de la ciudad. A nivel técnico se introduce la gestión informática y una base de datos georreferenciada que permitirá racionalizar las labores de mantenimiento y optimizar cuestiones como los sistemas de riego de cara a reducir nuestra huella hídrica. Y también se introduce un plan de calidad e imagen del servicio para impulsar un cambio cultural hacia un nuevo tipo de gestión, fomentando la sostenibilidad y la biodiversidad.