Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215


Estrenamos canal de telegram t.me/periodicoza49




El PP planteará que los jueces elijan a los miembros del CGPJ y se aparte a Podemos

Afirma que para Sánchez e Iglesias "la separación de poderes consiste solo en separar los jueces que les gusta de los que no les gusta"
|

Maroto



El portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto, avanzó hoy que su formación presentará mañana una propuesta en el Congreso de los Diputados para que sean los propios jueces quienes elijan a los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), siguiendo el modelo por el que los trabajadores designan a sus representantes sindicales.


Maroto hizo estas declaraciones en Segovia, donde participó en la reunión del Comité de Dirección del PP en la provincia, junto a la presidenta Paloma Sanz, y al secretario general de los ‘populares’ de Castilla y León, Francisco Vázquez, entre otros dirigentes.


En ese sentido, Maroto avanzó la propuesta del PP ante la proposición de ley registrada por el Grupo Socialista y Unidas Podemos en relación a la elección de los miembros del CGPJ a partir de una mayoría absoluta y no de dos tercios, como se recoge ahora en una ley orgánica, con el objetivo de buscar una salida a la falta de consenso para proceder a su renovación, tras expirar el mandato hace dos años.

El senador por Castilla y León y miembro de la dirección del PP indicó que la propuesta de su partido es “positiva”, “sencilla”, “útil” y que se entiende. Además, señaló que esta alternativa al a su juicio problema generado por el presidente Pedro Sánchez y el vicepresidente Pablo Iglesias, es incompatible con la presentada en el Congreso.  


De esta forma, Javier Maroto defendió que sean los jueces quienes elijan a “los propios jueces” y que Podemos tenga en este proceso la misma participación que ha tenido en el proceso de fusión de Bankia y Caixabank, a su juicio “ninguna”. Remarcó que los ‘morados’ no son un partido de Estado, no por su ideología, sino en su opinión por sus “ataques” al rey, a la justicia y los procesos abiertos.  

Por ello, el senador remarcó que su partido ofrece una alternativa al problema generado por Sánchez e Iglesias para los que en su opinión “la separación de poderes consiste solo en separar los jueces que les gusta de los que no les gusta”. Por ello, lamentó que la Unión Europea haya tenido que “llamar la atención” a España por la forma en que ambos tienen de interpretar la renovación del CGPJ, que insistió choca con el concepto de la separación de poderes existente en los países del entorno.  

Finalmente, Javier Maroto indicó que las consecuencias sanitarias, económicas y sociales del coronavirus son la principal prioridad del conjunto de españoles y también deben serlo de los partidos políticos. Por ello, abogó por “ayudar y contribuir” en este problema y no generar otros nuevos, como reiteró se ha producido con la elección de los miembros del CGPJ.


Doble vara de medir

Por su parte la Presidenta del PP de Segovia subrayó la doble vara de medir del PSOE cuando está en la oposición y cuando  gobierna “con el todo vale para mantenerme en la poltrona” ya que le da igual dejar patente su control de todas las instituciones con tal de “lograr sus propios objetivos, que como se ha demostrado siempre, son   los propósitos de Pedro Sánchez para seguir cobrando del Estado el resto de su vida”.


En opinión de Paloma Sanz, su "falta de compromiso y de lealtad" con el conjunto de los españoles es patente por ejemplo en que el PP lleva meses abogando por acordar un marco jurídico para lograr un punto intermedio entre el estado de alarma y la aleatoriedad en la toma de decisiones que luego dependen de un tribunal. “Las comunidades autónomas viven una inseguridad jurídica porque el Gobierno no ha hecho los deberes a tiempo para afrontar esta segunda ola”, afirmó.


Por su parte, Francisco Vázquez ha vuelto a destacar ese cisma de crispación que está provocando con sus decisiones el PSOE que para proteger su Gobierno con Podemos es incluso capaz de votar en contra de la Constitución Española, como se demostró en las Cortes de Castilla y León.

El secretario autonómico del PPCyL reiteró su incomprensión a que el PSOE vote en contra de “proteger" la Constitución de 1978. Tampoco entiende que se oponga a “respetar, de forma inequívoca, la separación de poderes que constituye uno de los fundamentos de nuestro Estado de derecho” o de “defender la unidad de nuestra nación y la igualdad, en derechos y deberes, de todos los españoles”.