Un supuesto coche averiado, el nuevo truco para multar

​Un Peugeot 508 negro con el capó levantado y un radar en su interior, así es el nuevo sistema de control de velocidad.
|


Peugeot Radar


En el arcén se encuentra un coche supuestamente averiado, con el capó levantado. Aparentemente espera a que la grúa llegue para hacer su trabajo. Pero la realidad es otra. Ese automóvil no está averiado, y en su interior lleva integrado un radar para detectar a aquellos usuarios que sobrepasen el límite de velocidad.


Este nuevo 'invento' ha sido visto por primera vez en Madrid, desde donde varios usuarios dieron fé de ello a través de la famosa aplicación de móvil SocialDrive. Más concretamente, los conductores aseguraron ver el dispositivo situado en uno de los arcenes de la calle Embajadores, en dirección a Caja Mágica. Casualidad o no, una calle con muy buena visibilidad y que, a pesar de eso y sus tres carriles, cuenta con un límite de velocidad de 50 km/h.


También ha habido varios usuarios que aseguran haber visto este coche situado en los arcenes de la carretera de Castilla, en dirección a la A-6 y pasada la salida de la M-30.