Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215


Estrenamos canal de telegram t.me/periodicoza49




Decapitan a un profesor de secundaria que mostró en clase unas caricaturas de Mahoma

La Policía ha matado a tiros al presunto agresor,
|

Policia francesa



Un profesor de Secundaria ha sido decapitado este viernes en la periferia de París, Francia. Había mostrado en sus clases unas caricaturas de Mahoma, según ha informado la Policía, que ha matado a tiros al presunto agresor. 

La Fiscalía Antiterrorista se ha hecho cargo del caso y el presidente Emmanuel Macron ha anunciado que acudirá al lugar de los hechos, después de haber convocado a la unidad de crisis en el Elíseo.

Al grito de "Allahu Akbar" ("Dios es grande"), según testigos, el ataque ha tenido lugar cerca de una escuela en Éragny, a unos 30 kilómetros de la capital francesa, sobre las 17.00 hora local. La víctima era un profesor del centro de enseñanza secundaria Bois d'Aulne, en la localidad de Conflans-Sainte-Honorine, vecina de Éragny. 



La Fiscalía investiga si se trata de un ataque terrorista


Fuentes de la Fiscalía Nacional Antiterrorista han confirmado que se ha abierto una investigación por asesinato en relación con una organización terrorista y asociación de malhechores.

El atacante, que fue finalmente abatido, llevaba un cinturón que hizo pensar que podía tratarse de explosivos. Por ello, la Policía impuso un amplio perímetro de seguridad.

En estos momentos se celebra en Francia el juicio por los ataques terroristas de enero de 2015 contra el satírico "Charlie Hebdo". Tras su apertura, en septiembre, la revista volvió a publicar las polémicas caricaturas del profeta musulmán, lo que llevó a Al Qaeda a volver a lanzar amenazas mortales contra el medio.

A finales de septiembre, un hombre con un cuchillo de carnicero atacó a dos empleados de una agencia de noticias que trabajaban en el edificio donde está la antigua sede de "Charlie Hebdo" en París. Ambos sobrevivieron pero resultaron heridos de gravedad. El autor, un ciudadano paquistaní, fue detenido pocos minutos después y confesó su autoría.