Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215


Estrenamos canal de telegram t.me/periodicoza49




Los hijos de Irene Montero y Pablo Iglesias, ingresados en el Gregorio Marañón

Llevaban varios días enfermos
|

Pablo iglesias2



Los hijos de Irene Montero y Pablo Iglesias, Leo y Manuel, han tenido que ser ingresados en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid debido a una bronquiolitis. El periódico 'La Vanguardia' ha sido el encargado de dar esta noticia y, además, ha citado a fuentes cercanas a la ministra de Igualdad. Según el medio de comunicación, los menores llevaban varios días enfermos pero fue el sábado 26 de septiembre cuando sus padres decidieron llevarles hasta el hospital madrileño.



Al parecer, los dos menores evolucionan favorablemente tras su ingreso hospitalario. Las mismas fuentes consultadas por 'La Vanguardia' han confirmado que, si todo sigue en orden, los menores recibirán el alta hospitalaria en un período de 48 horas. Los menores continúan ingresados por indicación médica. 

Irene Montero y Pablo Iglesias se han visto obligados a cancelar su comparecencia prevista para el lunes 28 de septiembre a las 16.30 debido al ingreso de sus dos hijos mellizos. 



Nacieron hace tan solo dos años


Los niños nacieron el pasado día 3 de julio de 2018 de forma prematura con tan solo seis meses de gestación. Tres meses después de nacer, Leo y Manuel, los hijos mellizos de Pablo Iglesias e Irene Montero recibieron en el mes de octubre de 2018 el alta hospitalaria.




Pablo Iglesias e Irene Montero, padres de otra niña


Irene Montero, portavoz de Unidas Podemos, y el secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias, anunciaban el 2 de agosto de 2019 a través de las redes sociales que habían sido padres de Aitana, el tercer hijo de la pareja. Nada más nacer su hija, Iglesias agradecía el trabajo del personal del hospital Gregorio Marañón, donde daba a luz Irene Montero.

"Hoy ha nacido Aitana. Ha llegado antes de tiempo como es costumbre en la familia, pero por suerte y gracias a la vigilancia sanitaria, ha sido mucho menos impuntual que sus hermanos. Está perfectamente y pronto vendrá a casa. Queremos dar las gracias una vez más a todos los profesionales del Gregorio Marañón. Su esfuerzo y su generosidad engrandecen aún más lo mejor de nuestro país: la sanidad pública", escribía en sus redes sociales el líder de Podemos.