Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215


Estrenamos canal de telegram t.me/periodicoza49




"Dije que el virus era una patraña y ahora estoy cerca de morir"

Lee la historia y te pondrás la mascarilla. "La vida es demasiado corta para arriesgar su salud".
|


Chris Grailey


“Fui el primero en decir que el coronavirus era todo mentira” y ahora tan sólo puede respirar con ayuda de una mascarilla de oxigeno. Es la advertencia que Chris Grailey quiere mandar a los más jóvenes en Reino Unido y todo el mundo. Un joven de 29 años saludable, sin problemas de salud y que llevaba una vida de lo más normal como gerente de veras de Ancoats, en Greater Manchester. Ahora, contagiado de COVID-19, se encuentra ingresado desde hace semanas y, asegura, no sabe si va a “seguir por el otro lado”.

Chris pensaba que era ‘invencible’ y ahora sólo quiere que otros jóvenes no comentan sus mismos errores y que sean conscientes con las medidas de seguridad para evitar en lo posible la exposición al coronavirus. “Lo cogí en Tenerife pensando que era invencible, sin llevar una mascarilla. Pagué el precio. No tengo ningún problema de salud subyacente. No quiero que nadie cometa los mismos errores que yo”, explica casi sin aliento en un vídeo compartido por Manchester Evening News.



“Estuve enfermo durante la mayor parte de las vacaciones, perdí el gusto, el olfato, tuve sudores fríos. Pero se puso mucho peor cuando volví a casa”, comentó el británico, explicando que en cuatro días le diagnosticaron coronavirus y una neumonía aguda a causa del virus. “Ahora estoy en cuidados intensivos, esperando recibir más tratamiento, y sin saber si saldré del otro lado. Así que realmente quiero que tenga en cuenta este mensaje porque le puede pasar a cualquiera, por favor, cuídense”, advierte a los jóvenes, tal y como informa el diario The Mirror.


“Me llevaron a toda prisa el domingo por la mañana para hacerme pruebas y escáneres y me enviaron a casa el domingo por la noche pensando que estaba bien”, explicó, aunque su estancia en casa no duró mucho: “Luego me llevaron de nuevo el martes por la mañana directamente a la sala de COVID-19”.


En un emotivo post de Facebook, Chris quiso concienciar a los más jóvenes sobre el coronavirus y la evolución de la pandemia con su historia: "La forma en que me he sentido en la última semana ha sido lo más cercano al infierno que he estado nunca... Honestamente me senté allí y estaba listo para rendirme".


"No puedo respirar, caminar, moverme. Soy como un zombi. Estoy tomando cuatro antibióticos diferentes, esteroides, oxígeno todo el día y con más agujeros en mi brazo que un drogadicto. Esto es REAL, es la vida real matándome”, añade el británico, todavía ingresado en la UCI.


"Así que antes de pensar en ir a fiestas en casas, miren esa foto e imaginen que podrían ser ustedes […] Puede llegar a cualquiera, tengo 29 años sin ninguna condición de salud subyacente. Esto es una mierda seria. Por favor, por favor, despierten chicos. Hay más en la vida que esto. La vida es demasiado corta para arriesgar su salud. He aprendido de la manera más dura que no quiero que la gente cometa los mismos errores que yo", zanja.