Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215

Un juzgado anula una resolución del Ayuntamiento de Ferreras de Abajo (Zamora) que declaraba "personas non gratas" a cuatro ediles socialistas

El secretario general del PSOE de Zamora afirma que la sentencia “deja en un mal lugar al PP de Zamora"
|

Ferrera de abajo


ICAL


El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Zamora acaba de emitir una sentencia que deja sin efecto una resolución del Ayuntamiento de Ferreras de Abajo (Zamora), adoptada por el Pleno de la Corporación celebrado el 4 de junio de 2018, que declaró “personas no gratas” a cuatro concejales del Partido Socialista.


El secretario general del PSOE de Zamora, Antidio Fagúndez, trasladó su “afecto  solidaridad” a los concejales Eusebio Pazos, Eutiquio Ubierna, Ángel Vara y José María Diego -este último, fallecido-, y exigió “disculpas” al Partido Popular.


“La resolución del Juzgado da la razón a los representantes socialistas de Ferreras de Abajo, tanto en el fondo como en la forma, porque reconoce que sus denuncias estaban más que justificadas y porque la actuación de la Alcaldía del Partido Popular fue un acto de persecución y acoso contra ellos, en el ejercicio de sus funciones como representantes legítimos de los ciudadanos”, afirmó.


“La sentencia, que declara la resolución nula de pleno derecho y la revoca, dejándola sin efecto, deja en un mal lugar al PP de Zamora al permitir que sus regidores utilicen sus mayorías de manera ilegítima para imponer la persecución y el acoso a quienes no opinan como ellos o, simplemente, denuncian sus arbitrariedades e irregularidades en el ejercicio de su representación democrática”, añadió.

El fallo alude a que la declaración de “persona non grata” se enmarca en un “conflicto político y social” en Ferreras de Abajo entre los partidos integrantes de la Corporación y cuyo “punto álgido” se encuentra en la “interposición por los recurrentes de una denuncia en Fiscalía por irregularidades urbanísticas” en dicho municipio. “La denuncia fue archivada y, por lo tanto, no tuvo consecuencias penales para ninguno de los denunciados”, apunta.


“Resulta  curioso que, tanto el secretario del Ayuntamiento, en su declaración en la vista, como el interrogatorio al alcalde, incidan en que no sean capaces de señalar en qué concretos actos se concretaba esta crispación o quiénes eran los denunciantes. Es decir, se basa en consideraciones puramente subjetivas sin base o sustrato fáctico u objetivo alguno que conste en el expediente y la consecuencia de ello es una falta absoluta de motivación del art. 53 Ley 39/15 limitada a expresiones subjetivas”, añade.


En este contexto, Antidio Fagúndez recalcó que “la doctrina del TS sobre la vinculación negativa exige, en cualquier caso, que la actuación de la Corporación local se desenvuelva en el ámbito de sus competencias, lo que no ocurre en el presente caso, en el que el propio Ayuntamiento de Ferreras de Abajo apelante reconoce que en el acuerdo adoptado está extramuros de sus competencias, ya que el artículo 149.1.3ª de la CE contempla la competencia exclusiva de relaciones internacionales”.