Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215

Sólo un 29,6% de las microempresas de Castilla y León cuenta con página web frente al 79,1% de las medianas y grandes compañías

El Informe Sociedad Digital en España de Fundación Telefónica destaca que “aceleración de la digitalización” de pymes y autónomos es clave para reactivar la economía tras la pandemia
|

Web



ICAL

La penetración de las TIC en las empresas de Castilla y León continúa evolucionando de forma positiva. Sin embargo, se siguen apreciando diferencias en el uso de las TIC entre las empresas de diez o más personas empleadas y las de menos de esos trabajadores. 

El Informe Sociedad Digital en España de Fundación Telefónica revela que un 97,9 por ciento de las medianas y grandes empresas de la Comunidad dispone de acceso a internet y un 79,1 por ciento cuanta con página web, porcentajes que descienden hasta el 71,8 y 29,6 por ciento, respectivamente, en el caso de las microempresas, unque estos valores crecen respecto al año anterior. 

Por forma de conexión, las diferencias son más estrechas. El 83,9 por ciento de las microempresas utiliza banda ancha fija, un 92,9 por ciento, en el resto de empresas. Por otro lado, destaca el notable incremento en el uso de tecnologías de banda ancha móvil en las empresas, siendo actualmente el 85,3 por ciento de las medianas y grandes empresas y el 75,3 por ciento de las microempresas con conexión a internet el que hace uso de servicios de internet móvil. 

El documento distribuido hoy por Telefónica, indica también que entre los principales usos TIC por parte de las empresas con conexión a internet, sobresalen el uso de la firma digital en las transacciones electrónicas (81,2 por ciento) y la emisión de facturas electrónicas con tratamiento automatizado (36,7 por ciento), ambos datos por encima de la media nacional. 

Asimismo, destaca también el porcentaje de empresas que utilizan sistemas de seguridad en Castilla y León (90,3 por ciento), que se elevó “de modo significativo” en el último año. En el caso de las empresas de menos de diez personas empleadas, el 29,8 por ciento utiliza medios sociales y el 52,9 por ciento emplean sistemas internos de seguridad. España se encuentra inmersa en la cuarta revolución basada en la digitalización y en los datos. 

Fundación Telefónica expone en su informe que la presente crisis del COVID-19 “nos ha obligado a repensar de la noche a la mañana la manera de vivir, estudiar, trabajar y disfrutar, y aquí la elevada digitalización de España ha hecho que la adaptación haya sido rápida y ha permitido la continuidad de muchas actividades esenciales”. 

“Esta era de disrupción implica cambios radicales en la vida de las personas, en las formas de trabajar y producir y en el desplazamiento de algunos modelos de negocio tradicionales a otros completamente novedosos. Una transición digital que aunque presenta retos e incertidumbres, también tiene efectos muy positivos y ofrece, a su vez, grandes oportunidades”, expone el documento recogido por Ical. 

En cualquier caso, para acometer esta transformación digital, según el informe de la Sociedad Digital 2019, editado por Fundación Telefónica, es necesaria una “aceleración de la digitalización de la industria”, sobre todo de las pynes y los autónomos, y una mayor formación digital de los españoles. “Estos dos factores son clave para reactivar la economía tras la crisis del COVID-19 y generar empleo”, sentencia. 

Eso sí, Telefónica advierte de que esta digitalización “deberá estar centrada en las personas, éstas serán las beneficiarias, y nadie debe quedarse atrás, los españoles deben tener el control de su vida digital. Un reto que pasa por la formación en competencias digitales, con una visión humanista y donde se proteja a las personas con un marco ético y un nuevo contrato social”.

Internet en los hogares

El documento también precisa que según el INE, en 2019, el 89 por ciento de hogares castellanos y leoneses disponía de acceso a internet, aumentando en 6,7 puntos porcentuales la cifra respecto a 2018. A su vez, la conexión de banda ancha también se vio incrementada, siendo utilizada en el 88,6 por ciento de los hogares. El porcentaje de población usuaria de Internet con edades comprendidas entre los 16 y los 74 años que utilizó internet en los últimos tres meses es de un 88,6 por ciento, acercándose cada vez más a la media nacional, 90,7 por ciento.

La compra a través de Internet continúa aumentando en Castilla y León, estando representada por un 44,1 por ciento de la población, frente al 35,4 por ciento que compraba a través de internet en 2017. Castilla y León sigue estando por encima de la media nacional en niños y jóvenes que acceden a internet. 

Un dato destacable es que la población de Castilla y León mayor de 65 años cada vez accede más a Internet; un 55 por ciento lo hace semanalmente, casi 20 puntos por encima de 2018.

Administración electrónica 

En 2019, el 57,9 por ciento de la ciudadanía castellana y leonesa usuaria de internet había interactuado o contactado con las administraciones o servicios públicos a través de este medio por motivos particulares. El tipo de servicio de comunicación más utilizado se dirigió a obtener información de páginas web de la Administración (50,2 por cienbto), mientras que las descargas formularios y enviar formularios cumplimentados se utilizan en un 40,1 y un 44,1 por ciento, respectivamente.

El principal motivo declarado para no enviar formularios cumplimentados a las Administraciones Públicas fue que estos fueron tramitados de manera online por otra persona en su nombre (40,2 por ciento de los que declararon no enviar formularios). 

Respecto al uso de la Administración electrónica por parte de las empresas, cabe señalar que el 91,9 por ciento de las actividades de diez o más personas empleadas con conexión a internet declara relacionarse con sus Administraciones a través de este medio. Entre los trámites que se realizan completamente por procedimientos electrónicos, los más utilizados son la declaración de impuestos (81,4 por ciento) y la declaración de contribuciones a la Seguridad Social (73,3 por ciento). En el caso de las microempresas, la interacción con la Administración es habitual en el 73,6 por ciento de las compañías con menos de diez personas empleadas.