Podéis enviarnos cualquier información que consideréis relevante al whatsapp 633741215


Estrenamos canal de telegram t.me/periodicoza49




El parricida que cortó el cuello a su hija no se arrepiente y dice que era la reencarnación de su abuela

​El alcalde ha confirmado que el Ayuntamiento tenía abierto un expediente sobre la familia de la niña de cuatro años, sin dar más datos.
|

Zarag



"La están matando, socorro, socorro", fueron los gritos desesperados de una madre de Zaragoza que vio cómo el padre la acababa de cortar el cuello. Nada se pudo hacer por su vida porque cuando llegaron a socorrerla ya estaba en parada, la herida era mortal. Tenía 4 años. Nossa, de 34 años, que así se llama el padre, fue detenido horas después, pero se ha negado a declarar ante el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Aragón. La pareja tiene otro hijo, un par de año menor que la pequeña. Según ha informado El Heraldo de Aragón, la abogada del acusado, Carmen Sánchez Herrero, considera que este pudo sufrir enajenación mental. La reacción ante la muerte de su hija sorprende. Se muestra tranquilo y no se "no se arrepiente de nada". De hecho, asegura que su hija era la reencarnación de su madre y esta le había pedido que se la enviara. Para el homicida, si hija está ahora "feliz con Dios".


El relato de Nossa puede dar pie a pensar que estamos ante una persona que sufre una enfermedad mental. Ahora, será el informe de los médicos del Provincial y el que emitan este jueves los forenses cuando pase a disposición judicial el que permita pronunciarse sobre su imputabilidad.

La madre ha reconocido que ambos se pelearon y cree que el ataque a su hijo fue una represalia contra ella. Dadas las circunstancias el crimen se considera dentro del parámetro de violencia de género. El hombre huyó aunque fue detenido en una de las calles cercanas al lugar de los hechos. 

¡Qué culpa tendrá la pobre niña de nada!, es la frase que más se escucha desde entonces en un vecindario conmocionado por los hechos y por las imágenes de una madre angustiada. Ya son cuatro los menores que han perdido la vida a manos de sus padres o de las parejas de sus madres en 2020. Desde 2003, cuando comenzaron las estadísticas oficiales de violencia de género, 38 niños han sido asesinados como represalia de los hombres contra las mujeres. 


El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha confirmado que el Ayuntamiento tenía abierto un expediente sobre la familia de la niña de cuatro años, sin dar más datos. 

Un total de 1.678.959 de menores viven en hogares en los que la mujer está sufriendo en la actualidad algún tipo de violencia física, sexual, control, emocional, económica o miedo por parte de la pareja, según revela la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer, elaborada por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y presentada este jueves 10 de septiembre. En concreto, la encuesta muestra que de ese total de menores, la mayoría, 1.650.095 viven en hogares donde hay violencia psicológica (control, emocional, económica o miedo). De estos, 1.293.169 son hijos menores de la mujer y 356.926, otros menores que conviven con ella.